BIENVENIDOS!Una Breve Introducción

Somos un equipo de investigación multidisciplinario basado en Texas A&M University. Mientras trabajamos en muchos aspectos diferentes en el sistema de la enfermedad de Chagas, el propósito de este sitio web es ofrecer nuestros esfuerzos en la educación de salud pública y de la ciencia ciudadana centrada en colecciones de chinches malas. La ciencia ciudadana es cuando una comunidad o miembros de la sociedad contribuyen al avance de la investigación científica. Por favor, explore este sitio web para obtener más información acerca de la enfermedad de Chagas, chinche mala, y cómo puede ayudar a los esfuerzos de investigación en Texas y más allá. Vea algunos de los resultados de la ciencia ciudadana de los insectos coleccionados en 2013-2014.

RESUMENEco-Epidemiología Y Necesidades De La Enfermedad De Chagas

Muchas enfermedades tienen su origen en la naturaleza. La ecoepidemiología examina la relación entre la salud y la ecología: cómo la salud animal y humana se ven afectadas por factores ecológicos en el medio ambiente. El estudio de la ecoepidemiología de la enfermedad de Chagas en los Estados Unidos nos permite adoptar un enfoque amplio para comprender mejor las relaciones entre muchas partes del sistema, la enfermedad de Chagas emerge en la intersección de animales salvajes, animales domésticos, humanos y poblaciones de vectores.

EL VECTORChinche Mala

En los EE. UU., la chinche mala también se conocen como kissing bug, conenose bug, bloodsucker, Walapai tiger, Hualapai tiger, y otros nombres que dependen de la ubicación geográfica. Existen muchas variaciones de nombres en América Latina, como chipo, pito, chinche besucona, chinche grande, chinche palota, chinche tigre, chinche picuda, chinche chupa sangre, chinche hocicona, chinche voladora, benchuca, vinchuca, barbeiro, y otros nombres que dependen de la ubicación geográfica. Con base en nuestra investigación en Texas, encontramos que el insecto amenazante se conoce comúnmente como "chinche mala" en las comunidades hispanas.

Las chinches malas son insectos nocturnos, que se alimentan de sangre y son miembros de la familia Reduviidae.

Otros reduviids o chinches que son similares se alimentan en plantas/otros insectos y pueden infligir una mordedura dolorosa cuando son disturbados. Solamente las chinches malas pueden transmitir el parásito de Chagas. Las chinches malas se encuentran en toda América. En los Estados Unidos, los insectos se establecen en 28 estados.

Un total de 11 diferentes especies de insectos han sido documentados en los EE.UU., con la mayor diversidad y densidad en Texas, Nuevo México, y Arizona. Estudios anteriores han encontrado que, en promedio, el 50% de las chinches malas están infectados con el parásito de Chagas. Las chinches malas se convierten en adultos después de una serie de etapas inmaduras de vida llamadas ninfas. Las ninfas como los adultos se alimentan de sangre.

Los insectos pueden alimentarse de diversos animales silvestres y domésticos, incluyendo roedores salvajes, otros mamíferos salvajes, perros domésticos y humanos.

EL PARÁSITOTrypanosoma cruzi

La infección por Trypanosoma cruzi puede causar la enfermedad de Chagas en humanos, perros y otros mamíferos. Las chinches malas pueden transmitir el parásito a los anfitriones por morder y posteriormente defecar cerca del sitio de la mordida. Los parásitos viven en el tracto digestivo de las chinches malas y se desprenden de las heces. Cuando el material fecal infeccioso infecta las membranas mucosas o el sitio de una picadura de insecto en un mamífero, la transmisión del parásito puede ocurrir. Alternativamente, los perros también pueden infectarse a través del consumo de chinches infectadas. El parásito puede ser transmitido congénitamente, a través de transfusiones de sangre, y mediante el trasplante de órganos infectados. La enfermedad de Chagas es endémica en toda América Central y del Sur, y es cada vez más reconocida como una preocupación de salud humana y veterinaria en el sur de los Estados Unidos. La enfermedad de Chagas se convirtió en una enfermedad notificable en Texas en 2013.

SALUD HUMANAImpactos

El efecto de la enfermedad de Chagas sobre la salud pública en los Estados Unidos es en gran parte desconocido, porque la mayoría de los estados no están obligados a realizar un seguimiento del número de casos humanos confirmados. Las estimaciones de los casos humanos de la enfermedad de Chagas en los Estados Unidos oscilan entre 300,000 y más de 1 millón, con especial preocupación por los que viven en las regiones fronterizas de Estados Unidos y México. Además de los casos documentados en inmigrantes que fueron infectados en el centro y Suramérica, hay informes cada vez mayores de casos humanos de enfermedad de Chagas adquiridos en los Estados Unidos.

En los seres humanos, la enfermedad de Chagas se manifiesta en dos fases: fase aguda y fase crónica. Después de infectarse con el parásito, la fase aguda puede durar unas semanas o meses. Esta fase puede ocurrir sin síntomas o puede ser difícil de diagnosticar porque los síntomas son comunes como los síntomas de muchos tipos de enfermedades, incluyendo fiebre, fatiga, dolores corporales, dolor de cabeza, ronchas, pérdida del apetito, diarrhea, y vómitos. De los que están infectados con el parásito, aproximadamente el 30% están en riesgo de desarrollar enfermedad de Chagas crónica. La enfermedad de Chagas crónica incluye complicaciones cardíacas y / o complicaciones intestinales, y estos signos pueden o no pueden ser evidentes hasta décadas después de la infección inicial. Los signos cardíacos incluyen agrandamiento del corazón, insuficiencia cardíaca, alteración de la frecuencia cardíaca y / o paro cardiaco. Los signos intestinales incluyen un esófago o colon engrandecido, que puede causar dificultades con la digestión. Las personas interesadas en opciones de pruebas de Chagas deben discutir con sus médicos. El tratamiento de la enfermedad de Chagas puede ser difícil y las medicinas sólo están disponibles a través del CDC después de consultar con un médico.

ANIMALES SILVESTRES Y ANIMALES DOMÉSTICOSImpacts

Muchas especies diferentes de vida silvestre están infectadas con el parásito T. cruzi en la naturaleza, y pueden servir como una fuente de infección parasitaria para las chinches malas. Los animales infectados en los Estados Unidos incluyen perros domésticos, primates no humanos, zarigüeyas (tlacuaches), ratas de monte, armadillos, coyotes, ratones, mapaches, zorrillos, y zorros. No se han realizado estudios para determinar si todas estas especies sufren realmente de enfermedad cuando están infectadas, o si pueden ser infectados sin efecto.

Usted puede ver algunos de los resultados de los estudios que hemos hecho para determinar la infección por T. cruzi en cerdos salvajes, carnívoros, and y caballos..

SALUD CANINAImpactos

En perros, la infección con el parásito de Chagas puede causar enfermedad cardiaca grave, sin embargo muchos perros infectados pueden permanecer asintomáticos. Existe una variación en el grado de complicaciones de la enfermedad de Chagas que probablemente se relaciona con la edad del perro, el nivel de actividad del perro y la línea genética del parásito. Pueden producirse anomalías en el ritmo cardiaco y muerte súbita, así como hinchazón debida a la reducción de la función cardíaca ya la incapacidad de bombear adecuadamente los fluidos en todo el cuerpo. La prueba más común para la infección canina con el parásito de Chagas es una prueba de sangre llamada prueba indirecta de anticuerpos fluorescentes (IFA). IFA detecta anticuerpos contra elT. cruzi parásito. Un resultado positivo indica que el perro ha sido expuesto en algún momento en el pasado. Las pruebas para la infección canina con el parásito de Chagas están disponibles a través del Texas Veterinary Medical Diagnostic Laboratory. Desafortunadamente, las opciones de tratamiento no están fácilmente disponibles, aunque algunos equipos de investigación están desarrollando nuevos enfoques de tratamiento que son prometedores. Actualmente no hay vacunas que protejan contra la enfermedad de Chagas ni para perros ni para humanos. Investigadores de la Universidad Texas A & M documentaron la enfermedad de Chagas en perros domésticos en muchos condados de Texas.

A medida que la conciencia de la enfermedad de Chagas crece y se confirman más casos, podemos esperar que muchos más condados sean añadidos al mapa actual.

MEDIO AMBIENTELa Importancia De Los Alrededores

El entorno local es importante para el sistema de enfermedad de Chagas. Para que el parásito se mantenga en la naturaleza, el medio ambiente debe soportar el reservorio, el vector y el parásito, y permitir interacciones entre ellos. Las perreras son entornos que pueden ser particularmente adecuados para el establecimiento de ciclos de transmisión de la enfermedad de Chagas. Las altas densidades de los perros en áreas confinadas se asocian con el calor y el dióxido de carbono que atraen a las chinches malas que buscan las comidas de sangre. Además, los perros pueden consumir fácilmente las chinches malas en las perreras. El control de las chinches malas puede ser difícil en perreras, particularmente en áreas donde el desarrollo humano es relativamente reciente y las perreras están rodeadas de hábitats naturales donde ocurren vida silvestre. Las chinches malas adultas se involucran en vuelos nocturnos para buscar compañeros y mamíferos para darle sangre. Debido a que los insectos adultos vuelan hacia las luces, recomendamos que las luces se apaguen por la noche alrededor de las perreras. Algunos insecticidas son eficaces contra las chinches cuando se rocía alrededor del área de la perrera. Sin embargo, debido a que las chinches pueden volar muchos metros de distancia o viajer de viviendas cercanas de vida silvestre, la nueva colonización de las áreas tratadas puede ocurrir fácilmente.